Poco o muy poco se sabía de la nueva temporada de American Horror Story en las semanas antes de su estreno. Sí, es cierto que tenían confirmado a prácticamente todo su elenco (hay quien todavía tiene esperanza en ver a Jessica Lange) y que poco a poco iba soltando pequeños teaser con diversas imágenes, pero sin relación alguna. Finalmente, unos días antes del estreno, colgaron un video, esta vez de mayor duración, reuniendo esas imágenes con la canción de Lady Gaga “Perfect Illusion” y donde se comentaba lo siguiente “¿Ha sido todo la ilusión perfecta? La verdad será revelada el miércoles. # AHS6“.

Como comprenderéis, la confusión fue mayúscula para todos, pero tan solo había que esperar hasta el día 14. Y eso hicimos en Previously On, confiar en Ryan Murphy. Y ha merecido la pena, porque los 41 minutos de emisión de este primer episodio, son totalmente inesperados, y ahora mismo, te vamos a explicar porqué.

A PARTIR DE AQUÍ, REVIEW DE AMERICAN HORROR STORY S06E01 – THE MIST – AVISO: CONTIENE SPOILERS

Inesperado, para empezar, por la manera en que nos presentan esta nueva historia, como si de un programa de testimonios se tratara, Incluso, porque en el inicio, nos muestran muchas imágenes (a la postre sabremos que fundamentales en el desarrollo del episodio) en el inicio del capítulo, como si de un “Previously On” se tratara. Shelby (Lily Rabe) y Matt (André Holland), son una pareja que vive en Los Ángeles, su vida es de color de rosa, a él le ascienden, ella está embarazada, pero una noche todo comienza a torcerse. Son éstos actores los que nos cuentan lo ocurrido, pero la interpretación de los hechos corre a cargo de Sarah Paulson y Cuba Gooding Jr. (un acierto pleno contar con él). De hecho hasta avisan que sus escenas son una reconstrucción, e incluso hacen cortes al más puro estilo “Ghost Adventures”, cada pocos minutos, donde se puede ver una cabecera en la que se lee “My Roanoke Nightmare”.

shelby-cuenta-su-historia

Son víctimas de un ritual de iniciación de una banda, en la que tienen que noquear a un desconocido, y la víctima es Matt. El estrés por la situación, en la que él se encuentra inconsciente en el hospital, hace que pierdan al bebé.

Este giro, les hace plantearse un reinicio de sus vidas, se van al campo, a Carolina del Norte, buscando paz y tranquilidad. Allí compran una casa, que ya de por sí tiene un aspecto bastante tétrico. Y lo hacen ganando una subasta a unos paletos de pueblo, con quienes se ganan una enemistad. Realmente el precio es ridículo, por lo que algo raro tiene que tener. A pesar de ello, la pareja parece ser que vuelve a ser feliz.

shelby-y-matt-compran-la-casa

Y eso lo empiezan a ver enseguida. La primera noche, comienzan a escuchar ruidos de animales muy extraños, Matt incluso sale a investigar y le lanzan un bidón de grandes dimensiones, Shelby cree ver a dos mujeres por el pasillo y una tarde de tormenta, ve cómo llueven dientes humanos. Extrañamente, no hay rastro de eso a las pocas horas, y ella comienza a pensar que su cabeza le está jugando una mala pasada.

Una noche, se encuentra ella sola en la casa, porque Matt se ha ido a un viaje importante. Tras tomarse un par de copas de vino, y una buena cena, decide que lo mejor para relajarse es darse un baño en una pequeña piscina/bañera en el exterior de la casa (ver imagen destacada). ¿No hemos aprendido nada de las películas de miedo Shleby? En fin, lógicamente, es atacada, pero no por quien podríamos pensar, los paletos, sino alguien ataviado con ropajes antiguos, horcas y antorchas. Cuando Matt llega, no hay rastro de los atacantes, por lo que la policía no lo toma en serio.

Así, decide tomar medidas, instalando cámaras de seguridad por los alrededores de la propiedad, y llamar a su hermana Lee (Angela Basset), una ex-policía divorciada que tiene problemas con el abuso de la medicación y el alcohol debido a un disparo durante una redada. A pesar de estos antecedentes, y de que no se lleva nada bien con Shelby, decide que es lo mejor para su mujer.

De nuevo, como era de esperar, poco van a tardar en volver los problemas, alguien está jugando con ellas dentro de la casa (todavía no tenemos una pista de quién o qué puede ser), y desde el exterior, comienzan a llegar más hombres con antorchas y horcas. Matt lo está viendo todo desde su móvil, conectado con las cámaras, pero no puede contactar con ellas.

shelby-y-lee-encuentran-el-video

Una situación que se vuelve todavía más rara, cuando oyen ruidos en el sótano, bajan a investigar y se encuentran con un vídeo en el que un hombre (¿me pareció Denis O’Hare?) parece haber capturado a una criatura con apariencia humana y cabeza de cerdo. Un enigma cómo ha llegado eso ahí. Mientras están abajo, los inesperados visitantes están dentro de la vivienda, durante un buen rato, corriendo por sus pasillos, tramando algo. Cuando por fin se calman las cosas, Lee y Shleby deciden subir a la entrada, donde se encuentran todo entretejido con cuerdas y adornado con lo que parecen ser rudimentarios muñecos vudú.

Aunque cuando llega Matt intenta racionalizar lo sucedido, pensando que han sido los paletos los culpables, para Shleby esto ha sido la gota que colma el vaso, y decide marcharse. En su huida con el coche, atropella a una mujer mayor (Kathy Bates), aunque cuando se baja del coche, parece que se levanta sin problemas y se introduce en el bosque. Nuestra protagonista decide seguirla, preocupada por su estado (premio a la prudencia para esta muchacha) y acaba perdiéndose en el bosque. Tenemos hasta la típica caída cuando corres en esta circunstancia y te tropiezas con una rama. Con una salvedad. Cuando está en el suelo pegada a la tierra, nota como si “palpitara”, como si el suelo que pisa tuviera vida propia.

Tras levantarse, ve un árbol que está adornado de la misma manera que su casa, con esos mismos muñecos vudú.

shelby-se-encuentra-perdida-en-el-bosque

Ya en la última escena, vemos cómo llegan antorchas desde todos lados, rodeándola. Vemos a un Wes Bentley casi irreconocible con barba y a un hombre con la cabeza abierta, dejando ver todo su cerebro, gritando ayuda.

Y así nos dejan hasta la próxima semana. Con muchos, quizá demasiados interrogantes. Ya no sólo por la propia historia, sino por cómo está contada. ¿Seguirá toda la temporada esta estructura de talk show? ¿Seguirá siendo todo una representación o hay algo de realidad más allá? ¿Quiénes son esos extraños personajes de las antorchas? ¿Cuándo veremos a Lady Gaga y Evan Peters? Si recuerdas, hace unos meses hablamos de una imagen que el propio Peters colgó en una red social, muy descuidado su aspecto físico. Ahora esa imagen cobra muchísimo más sentido. Si se te ocurren más incógnitas, no dudes en comentarlas más abajo.


La Frase

Shelby Miller: La gente afronta el miedo de dos maneras: pelear o huir.

La Imagen

Como no te están pasando cosas raras ya, lo normal es darse un baño al aire libre… ¿Esta gente no ha visto una película de miedo en su vida?

shelby-se-da-un-bano-en-el-jacuzzi