La historia de Da Vincis Demons fue creciendo conforme avanzaba su primera temporada, y nos dejó un final explosivo, de cara a una continuación que fue muy esperada. El canal Starz, que ya tuvo éxito con otras producciones basadas en personajes históricos reales, como la genial Spartacus, se atrevía a cambiarnos el escenario de las aventuras de Leonardo Da Vinci. En esta ocasión, nos embarcamos en una aventura sin igual rumbo a las Américas en busca del Libro de las Hojas.

Además, consiguieron fraguar una peculiar amistad entre los dos antagonistas, Leo y Riario, quienes tienen que lidiar con los aborígenes americanos, buscando el citado libro y sacando a la luz muchas incógnitas que no hacían sino ampliar una historia de conspiraciones antiguas al más puro estilo de Dan Brown.

Pero no sólo en ellos se centró esta segunda temporada. Florencia y sus batallas con Roma, la historia de los Papas Sixto (si, en plural) y la llegada de los otomanos, pusieron la guinda a una temporada que nos dejaba a las puertas del final de Da Vincis Demons. La serie terminaría en la tercera, de manera más o menos digna, dejándonos un Leonardo Da Vinci para la historia de la televisión, magistralmente interpretado por Tom Riley.

Si quieres recordar los mejores momentos, escucha nuestro podcast, y vuelve a meterte en la piel de Leonardo.