El elemento sorpresa que contiene esta sexta temporada de Juego de Tronos, por aquello de haber adelantado en muchas tramas a los libros, no hace más que dar alegrías a los seguidores de la serie. Semana tras semana nos hacen levantarnos del asiento con escenas o diálogos inolvidables. Y en este cuarto capítulo, Book of the stranger, está repleto de ellos.

ESTA RESEÑA CONTIENE SPOILERS DEL CAPÍTULO 6×04 DE JUEGO DE TRONOS, SI NO LO HAS VISTO, ESTÁS AVISADO.

La semana pasada, Jon Nieve hacía justicia colgando a los traidores de la Guardia de la Noche, Olly incluído, y concluía con una frase que pasará a la historia de la serie, “Mi guardia ha terminado”. Con ello, dejaba claro que para él, su servicio en El Muro ha concluído y el arranque del episodio (de nuevo en el Norte) así lo corrobora, en una conversación más que explicativa entre Jon y Tollet, quien trata de convencerle por todos los medios de que se quede.

Y de repente, una corneta. Alguien viene, se abren las puertas, y vemos la llegada de Sansa, Brienne y Podrick. El momento ha llegado (y tenía mis dudas de que así podía ser). Los dos hermanos se reencuentran y se funden en un abrazo que supone la mejor noticia para los Stark desde casi los comienzos de la serie.

Sansa-llega-al-castillo-negro

Con una comida caliente y una cerveza (malísima según Jon) se ponen al día, recordando Sansa que en realidad nunca fue buena con el bastardo, y le obliga a que le perdone, aunque Jon le reste importancia. Y llega el momento de decidir que hacer. Sansa, que en mi opinión ha ganado muchísimos enteros en la serie, lo tiene claro, hay que recuperar Invernalia. Su medio hermano duda, dice que está cansado de luchar, ha sufrido mucho últimamente y no quiere líos. Pero la pelirroja lo sentencia con una frase lapidaria, si no acaban con los Bolton, nunca estarán realmente seguros.

Antes de abandonar el Norte, vemos una breve escena donde Ser Davos descubre que Melisandre ya ha decidido servir a Jon, al que cree ahora el elegido, y un momento muy tenso con la aparición de Brienne de Tarth, quien confirma que Stannish murió bajo su espada (para evitar suspicacias) y que no ha olvidado lo que la mujer roja le hizo a Renly Baratheon. Ambiente caldeadito.

A continuación, bajamos unos cuantos kilómetros al sur de Poniente, para ver por primera vez en esta temporada a Petyr Baelish, el gran manipulador de Juego de Tronos. Y precisamente lo vemos en el Nido de Águilas visitando a su sobrino, Robin Arryn, el señor del Valle, al que hacía mucho tiempo también que no veíamos, y que ha pegado un estirón.

Petyr-Baelish-vuelve-a-entrar-en-juego

Meñique vuelve a las andadas y a demostrar que todo está exactamente donde quiere, pone contra las cuerdas a Lord Royce, guardia del señor del valle, y traza un plan para marchar con un ejército a acabar con los Bolton. O al menos, eso es lo que dice…

Nos trasladamos a Mereen, un lugar que pareciera que sin Daenerys perdería todo el interés ganado a pulso en anteriores temporadas, pero gracias a Tyrion merece la pena pasarse por la ciudad de la pirámide cada semana. Es una delicia verle actuar, interpretar a uno de los personajes más complejos, divertidos e inteligentes de la obra de George RR Martin, se come la escena cada vez que aparece. En esta ocasión se nos muestra la negociación con los amos de las ciudades vecinas, quienes parecen ser los responsables de que sus barcos se consumieran en el fuego hace unos días.

Aunque los poderosos amos esclavistas parecen tener la sartén por el mango, incluso desprecian que un ex esclavo y un eunuco sean los que les reciban, poco a poco Tyrion los lleva a su terreno, la negociación. Y es que pone el cebo de maravilla y gana un tiempo muy valioso para los suyos. A pesar de la oposición de MIssandei y Gusano Gris, acuerda con los amos que la esclavitud será abolida en 7 años, que serán compensados y sella el acuerdo con unas mujeres como presente.

Tyrion-continua-en-el-top-de-personajes-de-Juego-de-Tronos

Mientras, Jorah “Friendzone” Mormont y Daarios llegan a Vaesh Dothrak, donde deducen que está retenida Daenerys. El joven guerrero ha descubierto que a Jorah le queda poquito de vida, y las hostilidades entre ambos se calman, llegando incluso a salvarle la vida cuando tratan de acercarse al tempor de Dosh Khaleen. Allí encontramos a la madre de dragones, a quien la más anciana de las viudas le cuenta que pronto se celebrará el Khalar Vezh donde los hombres decidirán si le permiten quedarse allí.

La rompedora de cadenas, decide salir a tomar el aire con una de las viudas, muy joven y traumatizada por lo que le hizo su Khal, y con la que parece empatizar. En su camino se topan con Daarios y el Ándalo, a quienes ruega que esperen, y que no hagan nada para liberarla todavía. Daenerys tiene un plan. Y lo veremos al final del episodio.

Daenerys-tiene-un-plan

En Desembarco del Rey, vivimos otro reencuentro entre hermanos, el de un desmejoradísimo Loras Tyrell con Margaery. La reina, ha tenido que aguantar una nueva charlita por parte del Gorrión Supremo, de la que poco más se puede extraer, que antes era un pecador también. En el reencuentro entre los Tyrell, ella le pide a su hermano que aguante, que pronto acabará todo, pero el caballero de las flores tiene la moral por los suelos. No pinta demasiado bien para ellos no.

Seguimos en la capital, pero en zona segura para la monarquía. Cersei habla con el Rey Tommen, su hijo, sobre qué hay que hacer con respecto a su reina (antes interrumpe al Gran Maestre Pellyce, ay si las miradas matasen…), y el joven y manipulable monarca, que no deja de ser un niño, le confiesa un detalle muy importante a su madre, algo que el Gorrión supremo le hizo prometer, Margaery tendrá que hacer su propio camino de penitencia.

Por ello, junto con Jaime, hablan con la mano del rey y la anciana Tyrell para convencerles a ambos de que hay que tomar cartas en el asunto. Ella traerá a su ejército, el segundo más grande del reino, para recuperar la ciudad y a sus hijos, y él no se opondrá. Ahora que lo pienso, reencuentros entre hermanos, planes de venganza… ¿Similitudes entre la monarquía y lo que queda de los Stark?

Theon-llega-a-las-islas-del-hierro

Mientras, Theon llega a su hogar, las Islas del Hierro, donde se encuentra con su hermana, con un tono muy agresivo hacia él, recordándole que encabezó un grupo de hombres para que le rescataran de los Bolton, que muchos de ellos murieron para nada. Theon, todos lo sabemos, estaba mentalmente roto y no era él mismo. Asha quiere saber para qué ha vuelto, cree que para hacerse con el trono ahora que su padre ha muerto, pero su respuesta es contundente, quiere ayudarla a gobernar su hogar. Un detalle importante de esta escena: descubrimos que Ramsay Bolton les mandó el miembro cortado de su hermano. Toda una cortesía por su parte, por supuesto.

Precisamente, Ramsay, el ya señor de Invernalia y Guardián del Norte, es nuestro siguiente protagonista. Me surgen sensaciones encontradas con él. Quiero verle sufrir, morir de mil maneras, pero también quiero ver hasta dónde es capaz de llegar. Y en su ración de sadismo Ramsay de la semana, le vemos dialogar con Osha, inquiriéndola cuál es su utilidad ahora. Ella, que parece no saber con quién está hablando, trata de seducirle y matarle mientras, pero él se le adelanta y acaba con su vida. Otra víctima más. Y tan ricamente, continúa con lo que estaba haciendo, comerse una manzana. Lo dicho, un figura.

Ramsay-Bolton

De nuevo en el castillo negro, Sansa, Jon, Brienne, Tollet y Tormund comparten comida, (momentazo esa mirada del salvaje a la de Tarth), cuando llega una carta. Ramsay alcanza un nuevo nivel de maldad. Le comunica a Jon que tiene Rickon, que la piel de su lobo decora su salón, y que o le lleva a Sansa o arrasará El Muro. Muy descriptiva la misiva además. La decisión ya está tomada, aunque en minoría, deben marchar a Invernalia a recuperar su familia y su hogar, y lo harán con la ayuda de los salvajes (¿y del ejército del Valle no?).

Y la escena final, que se convierte desde ya en una de mis favoritas, nos demuestra hasta dónde está dispuesta a llegar Daenerys. Decía antes que tenía un plan. Bueno pues en el momento en que Khal Moro y el resto de sus hombres deciden qué hacer con ella, con insultos, y vejaciones habituales entre los Dothrakis, ella les corta en seco, les dice, básicamente, que son unos inútiles, que no han hecho nada importante y que ella guiará a su pueblo. Lógicamente no la toman en serio y la amenazan con violarla cada uno de sus hombres, pero su sonrisa, esa media mueca de satisfacción revela lo que va a hacer.

Daenerys-por-fin-hace-algo-interesante

Los quema a todos dentro del templo y una vez más, como ya hiciera en aquel final mítico de la primera temporada, resurge entre las llamas desnuda (¿no tenia por contrato estipulado que no lo haría más?) y se vuelve a ganar al pueblo Dothraki, y a Jorah y a Daarios, y a todos nosotros. Por fin te podemos tomar en serio. Marcha con tu ejército, tus dragones, y toma lo que es tuyo. Ya has mareado la perdiz lo suficiente.


La Frase

Tyrion Lannister: Siempre ha habido gente con riqueza y poder y gente sin nada. Así es el mundo. Y yo no estoy aquí para cambiar la forma en que el mundo es. No necesitan esclavos para hacer dinero.

La Imagen

Sin duda, el momento más emotivo de lo que llevamos de temporada. Sansa y Jon por fin se reencuentran. ¿Esos segundos se hacen eternos verdad?

Los-hermanos-por-fin-se-reencuentran-en-Juego-de-Tronos