Una de las (muchas) virtudes de Netflix es que siempre tiene guardada en la recámara alguna serie, película o documental que te sorprende, a pesar de ser desconocida para el gran público y no contar con grandes campañas de publicidad como otras. Algunos llaman a veces a esto cine independiente. En el caso de la serie que os hablamos esta semana, Love, podría encajar perfectamente en esta categoría, aunque estemos hablando de una serie de televisión.

Y lo es por varios motivos. Como no podía ser de otra manera, Love, habla del amor, narrado desde el punto de vista de un hombre y una mujer que pasan la treintena y que se encuentran en momentos de cambio e indecisión en su vida. Él, Gus (Paul Rust), acaba de dar un giro de 180º a su vida tras acabar una relación de esas que parecen para toda la vida. Ella, Mickey (Gillian Jacobs), buscando acabar con una vida caótica y autodestructiva. Ambos tienen el trabajo, al menos en un principio, como una vía de escape de esas situaciones, pero como sucede en la vida real, cuando el amor (el de verdad) se cruza en tu camino, no importan los esfuerzos que hagas, que tu vida cambiará para siempre.

Love, escrita por el propio Paul Rust y Judd Apatow, es diferente en el trato de personajes, técnica y estéticamente, y en las sensaciones que produce al espectador. No es una comedia, pero tiene momentos humorísticos. No es un drama, pero tiene sus momentos reflexivos y de lágrima fácil. Aunque no se puede considerar una serie realizada para un público específico, es de esas que tiene que gustarte desde el primer acercamiento, pues Love no es de fácil digestión.

Como siempre, analizaremos todos los detalles de esta serie, junto con sus curiosidades y noticias sobre el inminente estreno de la segunda temporada. Además, amplio repaso a la actualidad seriéfila y al calendario del mes de marzo, que viene cargado de novedades seriéfilas.