En el programa de esta semana, os acercamos una serie que cayó en nuestras manos casi por casualidad, con muchas caras desconocidas y tan sólo con el sello de Stan Lee como garantía de calidad, pero poco más se sabía de ella. Sin embargo, a poco que te sumerges en su trama te das cuenta de que esta serie tiene algo especial, y por eso le dedicamos este podcast de Lucky Man.

Son tan sólo 10 episodios los que componen esta temporada en los que descubrimos a Harry Clayton, un policía de Londres que es adicto al juego y al que su mujer y su hija abandonan precisamente por este motivo. Cuando nuestro protagonista se encuentra un un casino dilapidando el poco dinero que le queda en la ruleta, en la última apuesta aparece una misteriosa mujer que le sugiere que apueste a unos números en concreto. Como no tiene nada que perder, decide hacerle caso, con la sorpresa de que acierta, y varias veces seguidas. Esa buena suerte acaba con ellos dos en la cama, y con un despertar de lo más peculiar.

Harry se despierta con un brazalete en su muñeca y un mensaje en el espejo: “Buena suerte”. Poco a poco Harry se va dando cuenta de que ese amuleto le brinda una suerte fuera de lo normal, de la que no duda en aprovecharse para desentrañar los casos que en comisaría le van asignando. Pronto se ve perseguido por un mercenario que quiere hacerse con el brazalete a toda costa.

A lo largo de esta primera temporada comprobamos cómo el detective Clayton es capaz de usar esa suerte a su favor, y cómo, al mismo tiempo, descubre que tiene nefastas consecuencias. En definitiva, una buena serie, aunque no brillante, que entretiene, más hacia el final de la temporada y que desde Previously On os recomendamos en nuestro Podcast de Lucky Man, donde como siempre repasamos la actualidad seriéfila y el calendario de series para los próximos días.