OFICIAL: Sense 8 terminará con un especial de 2 horas

Es oficial. Netflix ha cedido ante la presión popular ante una de sus series más aclamadas de los últimos tiempos, y Sense 8 cerrará su historia con un especial de 2 horas el próximo año.

En el mundillo seriéfilo, es habitual encontrarse con series canceladas cada dos por tres, muchas de ellas muy queridas por sus seguidores y otras marginadas al cariño de unos pocos. El caso de Sense 8 ha sido realmente especial. Con el sello de las Wachowsky, las idearias y ejecutoras de Matrix, nos contaron durante dos temporadas una historia original, diferente a todo lo visto hasta entonces, con un estilo cuidado hasta el extremo y posicionándose como un canto a la libertad (en prácticamente cualquier sentido que le queramos dar a la palabra).

Hace poco menos de un mes, tras el estreno de su segunda temporada en Netflix, se dio a conocer que la cadena había decidido no continuar con Sense 8 (al igual que con The Get Down, de la que nadie parece haberse preocupado), al tratarse de una serie de costes de producción elevadísimos. El revuelo que se montó fue tal, que la comunidad de seguidores comenzaron a movilizarse para conseguir que el gigante del streaming reculara. Los propios actores manifestaron su decepción por la cancelación, en multitud de entrevistas y perfiles de redes sociales.

Parecía imposible, pero los clústers alrededor de todo el mundo, han conseguido que al menos, la historia se cierre con un final digno. Y no podía ser otra que Lana Wachowsky, la única de las hermanas que seguía en el barco, la que lo comunicaba en una carta que el propio perfil oficial de la serie publicaba en sus redes sociales:

Querida familia de Sense8:

He querido escribir esta carta desde hace ya un tiempo. El flujo de amor y de dolor que surgió luego de saberse la noticia de que Sense8 no continuaría fue tan intenso, que me encontré en un momento donde no pude ni siquiera abrir mi correo electrónico. Confieso que caí en una depresión muy fuerte.

Nunca he trabajado tan duro, ni he puesto tanto de mí en un proyecto como lo hice con Sense8. Su cancelación me afectó profundamente. Sentí la decepción de mi asombroso equipo de producción (desearía que la gente entendiera cómo pudieron lograr lo imposible con increíble regularidad). Sentí la tristeza de los actores, quienes han dado solo lo mejor. Pero sobre todas las cosas, sentí la tristeza de nuestros fanáticos (desearía poder juntarme con ustedes para poder compartirles algunos de los bellos momentos, los abrazos, las lágrimas, las risas y las humildes conversaciones que he tenido con gente que ha conectado con este show. Este grupo de fans no se compara con ningún otro con el cual me haya topado en mi carrera como artista).

Muchos amigos seguían llamándome de muchas partes del mundo para preguntarme: “¿Hay algo que puedas hacer?”

Y la verdad es que la respuesta era negativa. No podía hacer nada por mí misma.

Pero así como los personajes de la serie van descubriendo que no están solos, yo también aprendí que no lo estaba.

Todas esas cartas llenas de pasión, las peticiones, esa voz colectiva que se levantó como un puño apuntando hacia el sol para pelear por este show, llegó más lejos de lo que nadie pudo haber esperado.

En este mundo es sencillo pensar que no marcarás una diferencia, que cuando un gobierno, una institución o una corporación toma una decisión es algo irrevocable y que el amor es menos importante que la palabra final.

Hay un regalo que los fanáticos de este show me dieron que siempre tendré en mi corazón: me hicieron entender que aunque casi siempre estas decisiones son irreversibles, la verdad es que eso no siempre es cierto.

Era algo improbable e imprevisible, pero su amor trajo a Sense8 de vuelta (¡podría besar a cada uno de ustedes!).

Es un placer inmenso para mí y para Netflix (créanme, ellos aman el show tanto como nosotros, pero las cifras siempre han sido un reto) anunciar que tendremos otro especial de dos horas que será estrenado el próximo año. Luego de eso…si es que esta experiencia me ha enseñado algo, es que nunca se sabe lo que vendrá.

Gracias a todos. Ahora vayamos a averiguar qué le pasó a Wolfgang.

Lana Wachowski

Quedaros con esas últimas palabras de Lana: “si es que esta experiencia me ha enseñado algo, es que nunca se sabe lo que vendrá”. Ahora sólo queda esperar a 2018 para poder ver el cierre de la historia de Sense 8, y por qué no, pedir un poquito más…

Déjanos tu comentario