Aunque en USA no se ha emitido esta semana episodio de Outcast (lo hará la semana que viene), gracias a FOX España hemos podido disfrutar de este quinto episodio en nuestro país, en su día y horario habitual. Un detallazo no sólo por poder adelantarnos a la emisión USA, sino porque hemos podido disfrutar de un capitulazo, que nos ha recordado mucho a todo lo bueno que hemos visto hasta ahora y muy poco o nada a lo que menos nos ha gustado.

A PARTIR DE AQUÍ, REVIEW DE OUTCAST S01E05 THE ROAD BEFORE US, CONTIENE SPOILERS

Es justo reconocer que el piloto de Outcast nos maravilló, dejando esa sensación de que algo grande estaba por venir, y que los siguientes episodios eran algo más descafeinados. La impresión de que íbamos a estar ante una serie procedimental comenzaba a apoderarse del espectador y ciertamente, perdía mucho de su supuesto potencial. De la misma manera, hay que reconocer también que este quinto episodio vuelve a sorprender y a devolver esas esperanzas y sensaciones, y a continuación te vamos a contar porqué.

Comenzamos en casa de Allison, la ex de Kyle, a la que vemos como ida en su casa, frenta a la nevera abierta, lo que irremediablemente nos hace pensar en que algo no marcha bien. Y es que en cada uno de los episodios anteriores, la introducción ha servido para presentarnos a un personaje poseído o cómo llegó a estarlo. Y en este caso se acierta a medias, luego explicaremos porqué. Tras salir de ese pequeño trance, sube a ver a su hija, Amber, quien se encuentra jugando con dos muñecas, de manera inocente hasta que una de ellas, en voz de la niña, dice que “si te bebes ese veneno negro no podrás protegernos”, que es malvada y comienza a golpearlas unas con otras mientras repite una y otra vez: “deja a mi princesa en paz, basta, basta, basta…”, hasta que su madre la interrumpe, algo que a la niña no le agrada nada. Una escena que vuelve a ponernos sobre la pista de lo que veremos en este episodio.

Tras mandar a la pequeña a dormir, se asoma a la ventana y ve que alguien, metido en el coche, la observa desde la calle. Son Kyle y el reverendo Anderson, que discuten si es posible, como ocurrió con la anciana Mildred que el demonio no haya sido expulsado del todo.

kyle-barnes-esta-preocupado-por-su-familia

Al día siguiente, Barnes llama a Megan para contarle su preocupación por su ex, aunque sin darle demasiadas explicaciones del fundamento de sus temores. Ella se compromete al menos a pasarse a ver cómo está.

Otra de las tramas importantes que estamos viendo en estos episodios es la de la caravana en medio del bosque y los extraños rituales alrededor. Descubrimos que el amigo del jefe de policía Giles que vimos quemar la caravana en el episodio anterior, no es otro que el jefe de bomberos, que responde al nombre de Ogden. Como le vio quemarla, se acerca a la estación a tantearle, sólo para comprobar que le miente a la cara, asegurando que no sabe quién la quemó, justificándose en que “son cosas de adolescentes”.

De vuelta con la pareja protagonista, Anderson y Barnes se acercan a antiguos endemoniados atendidos por el reverendo y supuestamente exorcizados. El primer caso es el de una joven, Sherry, que descubren se marchó de su casa hace 6 meses. Kyle trata de averiguar si su padre notó algún cambio de conducta en la chica antes de marcharse, reavivando la llama de la preocupación por si volviera a estar bajo el influjo del mal, algo que no gusta nada al reverendo.

kyle-vuelve-a-demostrar-que-es-especial

La segunda parada la hacen al dueño de una tienda de animales, al que las cosas tampoco parecen irle bien, puesto que su mujer le ha abandonado y ahora tiene que vivir en la tienda. A la mínima que puede, Kyle le pone sus manos en el cuello, lo que vuelve a provocar esa sensación que ya hemos visto en otras ocasiones, como de quemadura o rechazo extremo, demostrando, como luego comentarán ambos, que el mal no les ha dejado del todo y que están jugando con ellos.

Mientras, Megan cumple su palabra y visita a Allison. Parece que antes del incidente eran muy cercanas y eso les permite abrise ante lo que están pasando. Allison asegura que hay días en los que no recuerda nada de lo pasado, y que se siente muy perdida con su hija, a la que cada vez ve más distante. En ningún caso quiere volver a ver a Kyle.

En cuanto al mayor misterio hasta ahora de la serie, quén es Sidney y que hace en Rome, tenemos un gran avance en el episodio, ya que le vemos ir a casa de Kyle, husmear un poco e incluso tumbarse en su cama. También vemos cómo acude a casa de Mildred, con la que tiene un encuentro muy particular. Comprobamos cómo ella, o lo que sea que la habita, reconoce a Sidney, o lo que sea que está dentro de él. Claramente parecen estar hablando dos demonios, incluso el hombre del sombrero se refiere a los demás como “los humanos”, dejando claro que él no es de aquí. Además, vuelven a hablar de la fusión, término empleado por el pequeño Joshua en el primer capítulo. Antes de marcharse, la anciana trata de absorber algo de Sidney, sin resultado, mientras que él le dice que “eso conmigo no funciona”. No dicen nada claro, pero lo suficiente para hacernos una idea de con quién estamos tratando.

sidney-en-casa-de-kyle

Como Kyle no está nada convencido de que su ex y su hija estén a salvo, decide acercarse a su casa, a pesar de la orden de alejamiento que tiene. Allison accede a hablar con él, pero con reticencias, ni siquiera quiere que se le acerque. En esta escena vemos un par de cosas llamativas. En un momento de la conversación, Amber, la niña, sale a ver a su padre, diciéndole que quiere estar con él, y llamando “mala puta” a su madre, dejándonos ver que la niña no está bien, que algo extraño le está pasando. Lo segundo, tras marcharse Kyle, es cómo Allison recuerda el primer momento en que se despertó tras el incidente (del que todavía sabemos poco), con media cara destrozada, fruto presumiblemente de una paliza de Kyle. Una policía y una doctora la acompañan, quienes le aseguran que su marido está detenido, a lo que ella responde que no es posible que él le haya hecho eso. De nuevo, no es mucho, pero nos hace intuir qué es lo que ocurrió.

allison-tras-el-incidente

Por otra parte, el jefe Giles y Mark, hablan de los resultados de las pruebas forenses de los restos encontrados en la caravana, que arrojan un resultado, una joven desaparecida tiempo atrás. Con estos datos, el jefe va a visitar a Ogden, con intenciones de, al menos interrogarle, digamos, de manera oficial, pero una llamada en el último momento de Mark le hace replantearse que sea sospechoso, puesto que esa mujer ha aparecido, simplemente se estaba ocultando de un ex novio. ¿Os apostáis algo que se trata de Ogden y que era su amante o algo parecido?

Llegamos a la parte más fuerte del episodio, y también la más interesante, por la cantidad de información que nos aporta en este pequeño galimatías que es Outcast. Tras su encuentro con Allison, Kyle se encuentra con el reverendo, quien le pide ayuda para devolver a Sherry a su casa, puesto que la ha localizado. Dan con ella en una zona marginal, llena de toxicómanos, y comienzan a hablar con ella. De nuevo, en cuanto Barnes la toca, ella reacciona agresivamente. Pero lo más interesante es lo que le dice. Eres la llave, necesitamos tu luz. Somos los anónimos, los incontables, te vemos a través del velo. Venimos aquí y tú nos conduces. Como ya hiciera el pequeño Joshua en el piloto, al acercarse, le extrae “algo”, lo absorbe. Kyle se repone entonces, la coge con sus manos del rostro y ésta comienza a levitar, como puedes ver en la imagen destacada del episodio. Finalmente, ella expulsa ese “veneno negro”, que acaba envolviendo a Kyle, lo levanta unos metros y después desaparece. El resultado, Sherry ya no está poseída, pero como vemos en la siguiente escena, ha quedado en estado vegetativo.

amber-pinta-la-habitacion-de-rojo

Terminamos el capítulo de nuevo con Allison, que se encuentra un reguero de lo que parece ser sangre por toda la casa, que conduce a la habitación. Cuando llega, se da cuenta que no es sangre, sino pintura roja, y que Amber está pintándola de ese color. Raro de narices el comportamiento de la niña, y la madre, que se ve superada, la zarandea y grita, asustando a la pequeña.

La última secuencia la protagoniza Allison, que acude a casa de Kyle, para buscar respuestas de qué pasó aquel día. Le dice que su vida fue perfecta excepto por diez minutos, de los cuales no recuerda nada. Le besa, Kyle comprueba que el contacto con ella no le afecta, por lo que descarta que esté endemoniada, pero no contesta a esa pregunta que todos nos hacemos. ¿Qué pasó en esos diez minutos?

Personalmente me ha gustado bastante el episodio, no sólo por la cantidad de respuestas que nos ha ofrecido, también porque ha reunido muchas de las tramas con las que estamos tratando y abandona ese toque procedimental del que hablaba al principio. Y respecto a las nuevas preguntas que nos plantea, creo que Amber va a protagonizar momentos muy intensos en los próximos episodios, y que se avecina una batalla entre las fuerzas del bien y del mal. ¿Qué te ha parecido a tí? ¿Sigues apostando por Outcast?

BOLA EXTRA: Aunque se hayan adelantado en la emisión en España para este quinto episodio, habrá parón de una semana, para ponerse al día con la emisión americana, que emitirá este episodio este viernes por la noche.


La Frase

Sherry: Eres la llave, necesitamos tu luz. Somos los anónimos, los incontables, te vemos a través del velo. Venimos aquí y tú nos conduces.

La Imagen

El mal vuelve a manifestarse al más puro estilo El Exorcista el Outcast, con levitaciones.

mas-levitaciones-en-outcast