Aunque Outcast parece que haya perdido fuelle desde el inicio de temporada, comenzamos a vislumbrar en este séptimo episodio, titulado The Damage Done, hacia dónde nos encaminamos. La fijación del reverendo Anderson por terminar lo que empezó se vió interrumpida por Sidney, la encarnación del mal (ya por fin confirmado en el capítulo anterior) le puede acabar jugando una mala pasada, pero tenemos muchas más respuestas sobre el pasado de Megan y Donnie, y sobretodo un gran paso adelante en lo que ocurrió entre Kyle Barnes y su mujer, Allison, en los sucesos del pasado. ¿Estás preparado? Vamos con la reseña de esta semana.

A PARTIR DE AQUÍ, REVIEW DE OUTCAST S01E07, THE DAMAGE DONE – CONTIENE SPOILERS

Si, vale, es cierto que hemos tenido una semana con escasa actividad en la web, y sabemos que nos has echado de menos (y nosotros a tí), pero no hemos estado parados. Estamos preparando un montón de contenido nuevo, preparando nuevas reviews de esta misma serie, Outcast, también del tercer y cuarto episodio de Mr.Robot, muchas noticias, actualizando nuestros podcast y fichas de series (esta semana tendremos disponible la opinión final de Fernando de Morais sobre Person of Interest). Así que estáte atento los próximos días porque tenemos mucho que contarte. Ahora, vamos con lo que nos ocupa ahora, esta séptima entrega de Outcast.

Dejábamos al reverendo Anderson en su casa, ensangrentado por el ataque de Sidney, que le grabó a cuchillo un pentáculo en el pecho, demostrando su autoridad y quién manda. Y estaba claro que teníamos que volver exactamente a la iglesia, para saber qué había pasado.

el-reverendo-anderson-se-enfrenta-al-ataque-de-sidney

Vemos al reverendo, tratando de curarse las heridas ante una montaña de vendajes y sangre, cuando se ve interrumpido por sus compañeros de partida de poker, algo que sabemos es habitual desde los primeros episodios. Anderson, por supuesto, se ve completamente afectado (y no es para menos) por lo que ha vivido, y aunque intenta disimularlo ante sus amigos, su estado anímico es evidente. Sin embargo, la partida no se ve afectada por eso, sino por las sospechas que tiene Giles, el jefe de policía, con Ogden, jefe de bomberos, por lo que contempló en la caravana del bosque. Una discusión que acaba en pelea, y que termina repentinamente con la timba. Anderson desvela entonces lo que ha ocurrido a Giles, demostrando que no se va a quedar quieto ante el poder maligno que ha demostrado Sidney.

Nos vamos a casa de los Holter, donde vemos a Megan totalmente distanciada de Mark, tras conocer lo que hizo a Donnie. SU decisión está tomada, tratará de evitar el chantaje que éste le hace, pagándole con todos sus ahorros, incluso empeñando su anillo de compromiso. No se tú, pero yo ya me olía que este tipo no se iba a conformar con eso….

Tras este breve salto, vemos a Allison, la gran protagonista del episodio, tratar de lidiar con su hija Amber, quien cada vez se muestra más distante y huraña, con comportamientos que nos hacen pensar en que algo muy malo está ocurriendo con la pequeña Barnes. Son varios los sucesos que vemos en este episodio, los que hacen que la ex de Kyle tome una decisión, de la que más tarde hablaremos. El primero, se encuentra a la niña encerrada en su armario, con un casco con un frontal de luz, y sin querer saber nada de su madre.

la-pequeña-amber-continua-con-su-extraño-comportamiento

El segundo, tras ver allison un dibujo en el que a ella no le ha dibujado un rostro, demostrando que los sucesos que marcaron la separación de la pareja le afectaron más de lo que parecía en un principio. El tercero, y desencadenante del final del episodio, se encuentra con un dibujo en la pared del armario (el que ilustra esta review) donde se puede ver a su madre cómo expulsa ese ente negro. La pequeña lo vio, lo recuerda, y en ese instante, Allison, parece que también.

En la ciudad se avecina un día importante, el día del recuerdo a los fallecidos en un terrible accidente en la mina cercana a la ciudad, donde Kyle trabajaba y murieron muchos ciudadanos de Rome. Hay preparativos para un gran evento, con estatua conmemorativa incluída. A través de un flashback descubrimos que el propio Kyle trabajaba allí y se libró por los pelos del accidente. El jefe Giles, por su parte, decide recurrir a él para tratar de destapar qué ocurre con Ogden, llevándolo incluso a la caravana calcinada, para ver si “siente” algo. El jefe de policía comienza a confiar más en el criterio del reverendo y los métodos de Barnes que en su juicio como agente de la ley.

el-jefe-giles-pide-ayuda-a-kyle

Sin embargo, Kyle, que acepta colaborar con él, no siente nada al tocar a Ogden en la previa del evento. Éste, le recrimina que hombres mejores que él cayeron aquel día, demostrando una vez más los prejuicios que todavía la mayoría del pueblo tienen hacia Barnes.

Antes de comenzar con el Día de la Conmemoración, el reverendo Anderson se topa con Sidney en la barbería, donde mantienen una conversación velada sobre lo ocurrido la noche anterior, de esas de “quiero ponerte las manos al cuello, pero no puedo porque hay gente delante”.

Y de lleno en los actos conmemorativos, Ogden y Giles mantienen una conversación de lo más interesante acerca de cómo llegó el jefe de policía a su puesto “haciendo la vista gorda”, y su amigo, le recomienda, en referencia al asunto de la caravana, que es momento de hacer lo mismo. Tras quemar una pira con piedras en las que están grabados los nombres de cada una de las víctimas, es la hora de los discursos. El protagonista es ahora Anderson, que decide que es el momento de destapar a Sidney ante el pueblo, una jugada que le sale rematadamente mal, puesto que al destapar la estatua, aparece un pentáculo igual que el que éste le grabó, y acaba perdiendo la cabeza, ante la atónita mirada de sus feligreses.

Mientras, Kyle se ha dado cuenta que Kat, la mujer de Ogden, se ve también afectada por su toque, lo que la convierte en un nuevo objetivo para el dúo exorcista, aunque se escabulla entre la multitud. Pero eso será algo que se resolverá en el próximo episodio.

Tras todo lo ocurrido, Kyle vuelve a casa, donde se encuentra a Allison con la niña, y tras una pequeña charla con ella, donde le asegura que siempre la protegerá, se encuentra con su ex en el piso de abajo. muy “receptiva”, tanto que se acaban acostando. Es cierto que lo ocurrido en el pasado entre ambos fue muy intenso, pero sinceramente, los más de dos minutos de escena entre ellos se me han hecho excesivos, creo que no hacían falta tantos segundos para demostrar la necesidad entre ambos.

allison-y-kyle-tienen-un-emotivo-reencuentro

También al volver a casa, Megan y Mark, por el contrario tienen una discusión sobre lo ocurrido con Donnie y cómo se ha sentido siempre Mark excluído del tema. Aunque lo veníamos intuyendo, llega el momento de la confesión. Donnie violó a Megan cuando eran jóvenes. Estas palabras marcarán el futuro más inmediato de la pareja, que no sabemos si podrán afrontar las consecuencias de lo que cada uno ha hecho. Por cierto, que en una breve escena, vemos cómo Giles le muestra a Mark que ha descubierto lo que le hizo en la carretera al agresor de Megan, suponiendo su suspensión del cuerpo.

El final del episodio lo tenemos a la mañana siguiente, cuando Kyle se despierta y se encuentra con una nota de Allison, que dice “cuida de nuestra lucecita”. Se ha marchado, lo que da a entender en cierto modo, que por fin ha recordado qué ocurrió aquel día, y que es algo que no puede afrontar.

Así nos quedamos antes los tres últimos episodios de la temporada. Con la sensación de que las respuestas a los grandes interrogantes que nos han planteado están a punto de llegar. Lo descubriremos en unos días, y aquí te lo contaremos como siempre.


La Frase

Reverendo Anderson: Camina entre nosotros, ahora. Igual que lo hizo en la mina. ¿No me creéis? Lo he visto, el cuerpo de un niño pequeño flotando. Y luego unos demonios salieron de su boca…

La Imagen

Aunque lo sospechábamos, por fin Megan revela que sufrió una violación a manos de Donnie cuando eran jóvenes.

por-fin-descubrimos-que-ocurrio-entre-megan-y-donnie