Este lunes nos hemos encontrado con una maravillosa sorpresa. Además de nuestra ración semanal de Game of Thrones resulta que se había colado el primero de los dos capítulos semanales de Person of Interest. Pese a que soy muy fan de ambas series era lunes, así que tocaba ver primero sí o sí los tronos, como dicen mis padres. Fue un capitulazo de esos de levantarse al acabar y aplaudir, y por si no os enterásteis de todo tenéis la review siempre puntual de mis compis. Con el subidón de lo que pasaba, me daba un poco de miedo ponerme con Person of Interest. Quién dijo miedo. Resulta que voy y me encuentro con otro capítulo para enmarcar. ¡Una joya! Vamos a comentarlo.

A partir de aquí spoilers del capítulo 5×04 de Person of Interest. ¡Avisados quedáis!

Y empezamos con uno de los comienzos más esperados por todos los seguidores. El regreso de Sameen Shaw, el último integrante del equipo que se sacrificó para salvar a sus compañeros a mitad de la cuarta temporada. Y precisamente lo hace con un episodio que guarda muchos parelelismos con el capítulo en el que fue secuestrada por los hombres de Samaritan, el también maravilloso 4×11 If-then-else.

En ese capítulo la máquina era la protagonista absoluta, y nos mostraba una selección de cientos de miles de posibilidades de que Harold y compañía escaparan del lugar en el que estaban atrapados. En esta ocasión pasa algo similar, pero vamos a dejarlo para el final.

Shaw-está-viva-pero-presa

De momento lo que nos encontramos es que Shaw sigue viva y presa. Samaritan está haciendo que le implanten un chip una y otra vez con la esperanza de poder controlarla, puesto que la consideran un activo muy valioso. Pero la fuerza de voluntad Sameen es mayor de lo que esperan y consigue escapar, encontrando que está en una isla. Afortunadamente hay un bote cerca que usará para poder llegar de nuevo a la ciudad.

Allí lo primero que hace es dar vueltas y vueltas intentando que no la sigan, algo que el taxista que la lleva le asegura que no está pasando. La pobre Shaw se ha vuelto más paranoica de lo que era, algo normal tras todo lo que ha sufrido. Es por eso que decide no llamar aún a sus excompañeros. Pero eso cambia pronto. En los lavabos de una farmacia intenta quitarse el chip que le han implantado, pero en ese momento sufre unos flashazos que la atontan, y cuando vuelve a ser consciente de la situación tiene las manos manchadas de sangre, seguramente la suya propia, pero aún no ha podido quitarse el chip. Es por eso que decide que ha llegado el momento de llamar a Root y compañía.

Pero claro, no sabe dónde están, así que, ¿cuál es la mejor manera de hacerles llegar? Llamar por teléfono y amenazar con el asesinato del trabajador de la farmacia. Obviamente no va a cometer el asesinato pero como bien le dice al asustado “Milhouse”, your number is up. Así que es más que probable que vengan a intentar evitar ese crimen. Pero claro, Samaritan también la habrá localizado, con lo que tiene que estar preparada para un posible ataque.

Ataque que se produce y en el que casi consigue acabar con todos, si no fuera por otro de esos inoportunos flashes que hace que estén a punto de capturarla. A punto porque en ese momento irrumpen Root y John salvándola del criminal. Entonces Shaw vuelve a caer.

Root-y-John-salvan-a-Shaw

Cuando despierta está camino del apartamento de Root donde Harold se les unirá. Aún no quieren llevarla a la máquina porque saben lo del chip, así que lo primero que hacen es quitárselo. Y al llegar a casa toca descansar, así que Harold y Reese se van, regalándonos una escena muy esperada por muchos. La tensión sexual entre Root y Sameen por fin se rompió del todo. Atrás quedó ese apasionado beso que se dieron al final del 4×11, aquí han tenido un revolcón en toda regla.

Al día siguiente Shaw vuelve a tener otro flash en el baño y de pronto tiene una pistola y un explosivo en sus manos, dos artefactos que Root había guardado en un armario antes de su fogoso encuentro. No lo puede entender, ¡ya no tiene el chip! Mientras, Root se reúne con Reese quien le pide que la vigile, ya que aún no pueden estar seguros de si la están usando o si aún lleva algún chip o algo, y Sameen irrumpe toda enfadada porque no confían en ella. Y lo dice quien acaba de poner un micro a Root. Así que ni corta ni perezosa decide que hay que cortar la cabeza del dragón de una vez por todas y hace que Samaritan la localice. En un plan junto con Reese y Root consiguen secuestrar a Greer, la persona al frente de Samaritan.

Y Shaw descubre que tiene un usb escondido en su brazo, así que se lo quita y se lo da a Harold para que lo estudie. Este dice que necesita llevarlo a otro sitio para analizarlo a fondo, y cuando se va, Greer le confiesa a Shaw que todo está saliendo como habían planeado, que lo del usb había sido idea suya. Shaw no se lo quiere creer e intenta matarle, a lo que Greer le contesta que es imposible, que está programada para que no pueda hacerle daño. Sin embargo, tras otro flash, nos encontramos con que le ha metido una bala entre ceja y ceja.

Greer-con-una-bala-entre-ceja-y-ceja

En ese momento John aparece y Shaw le dice lo que ha pasado, que el usb está pinchado y que cuando lo activen  irán a por ellos. John trata de avisar a Harold pero es muy tarde, y es entonces cuando John le pregunta a Shaw que como sabía lo del usb. Le dice que no la va a llevar a la máquina hasta que no aclaren las cosas, se da la vuelta y Shaw le dispara acabando con su vida. Harold pregunta por el pinganillo que qué ha pasado y Shaw dice que han sufrido una emboscada y que han matado a Reese, así que Root se dirige hacia allí.

Tras llevar un rato las dos, Sameen le confiesa que ha sido ella la que ha matado a John y que ahora acabará con su vida, pero Root le contesta que si eso fuera así que ya la habría matado. Es en ese momento cuando Shaw es consciente de lo que pasa y empieza a hacernos partícipes de ello. El lugar en el que se encuentran es un lugar en la mente de Shaw al que huye con Root cada vez que se siente perdida. Es consciente de que eso no es real y por eso necesita acabar con la situación, con lo que se dispara en la sién.

En el quirófano en el que estábamos al principio un científico mira en una pantalla la escena que acaba de suceder mientras Shaw sigue en la cama llena de cables. Al igual que las múltiples simulaciones para encontrar una solución que hubo en el 4×11, aquí han ejecutado una simulación para ver si son capaces de hacer que el subconsciente de Shaw les lleve a la ubicación de la máquina. Siguen sin obtener respuestas, pues vamos a por otra. Toca la simulación 6.742…

Shaw-está-en-aprientos-en-Person-of-Interest

Como veis ha sido todo un señor capítulo. Ahora esperemos que Shaw consiga escapar de verdad y que ese encuentro con Root se haga real, que ambas se lo merecen. Qué lástima que cada vez quede menos para acabar con esta maravillosa serie. Y a vosotros ¿qué os ha parecido el capítulo? ¿Os ha gustado tanto como a mi o pensáis que no ha sido más que un engaño y una pérdida de tiempo


La Frase

Root: En algún lugar de tu sociópata corazón sabes que debemos estar juntas.

La Imagen

Aunque haya sido un falso encuentro y esté lo más oscuro posible, todos estábamos deseando que pasara esto. ¡Larga vida a Root y Shaw!

Root-y-Shaw-por-fin-juntas