Con un poco de retraso vamos con la review del quinto episodio de esta temporada final. Pese a ser la última y tener tan pocos capítulos (y encima ponerlos tan pegados) pensaba que habría menos episodios de relleno. Que no se me malinterprete. Person of Interest siempre ha sido un procedimental con una trama que cada vez ha cogido más peso, pero eso no quita que es lo que es. Y eso se notó en el tercer episodio, más relajado que los dos primeros. El anterior ya nos deleitó con un regreso muy esperado y que todos sabíamos que tendría que pasar, aunque no haya sido de momento como querríamos. Pero es que este capítulo se ha guardado dentro de su trama normalita una sorpresa que me ha pillado desprevenido. ¿Lo comentamos?

Para qué avisar, a partir de aquí spoilers del 5×05. Queda claro, ¿no?

La historia esta vez pone a nuestros chicos intentando descubrir si un tipo que trabaja en el servicio de alertas de la policía es víctima o perpetrador. Es una persona muy especial. Trabaja en un servicio donde alertan a las unidades de posibles delitos. Usan un sistema informático que escucha si ha habido disparos y si son de verdad o se han confundido con, por ejemplo, un coche petardeando. Pero la máquina a veces se equivoca, así que nuestro amigo, que tiene un oído increíble, se dedica a decir si la máquina se ha equivocado o no.

que-ocurre-en-person-of-interest

En esas que el tipo parece demasiado interesado en una mujer que ha desaparecido tras producirse un aviso de tres disparos que la máquina asoció  a unos fuegos artificiales. ¿Ha sido él quien la ha hecho desaparecer? Nada más lejos de la realidad. Sabe que alguien la ha disparado y quiere encontrarla.

Eso quiere decir que es la víctima, ni más ni menos. ¿Pero por qué? ¿Quién va tras él? Pues la propia Samaritan. Al parecer la doctora desaparecida había desarrollado un trabajo que podría acabar con el hambre en el mundo y por motivos que desconocemos Samaritan no quiere que ese trabajo salga a la luz. Así que para conseguir salvar al pobre desgraciado nuestros chicos consiguen hacerse con el trabajo y lo publican por las redes, de modo que la víctima ya no es una amenaza.

la-victima-ya-no-es-una-amenaza

¿Ya está? ¿Esto ha sido todo? Noooo, esto ha sido sólo la trama central, que me la quería quitar rápido porque toca hablar de lo interesante. El peso de ir tras el analista de sonido recae sobre Reese, quien se encuentra con alguna que otra dificultad por el camino. Como por ejemplo intentar eliminar una amenaza que le han hecho a Fusco. Bruce, el contable de Elias, que era casi como un hermano para él, vuelve a aparecer. Quiere saber quién ha matado a Anthony y a Elias para poder vengarles, y para saberlo amenaza incluso con hacer daño al hijo de Fusco. Todo para conseguir que John hable con él y le chive quién ha sido, algo que este no está dispuesto a hacer. Así que al contable no le queda otra que secuestrarle. Pero para poder contarle todo necesita la aprobación de Finch.

¿Que dónde está Harold? Pues en el metro, con Root, intentando crear un programita que ataque al programa que recuperaron un par de capítulos antes de Samaritan. Así sabrán a qué se enfrentan y si la máquina es capaz de lidiar con ello. Y desgraciadamente parece que no lo es. Diez billones de combinaciones y en todas sale victoriosa Samaritan. Root le dice que tiene que enseñar a la máquina a defenderse, pero Harold le dice que la máquina es demasiado lista, que él no puede enseñarla, tiene que ser ella misma la que aprenda.

root-y-finch

Y por fin, vamos con la sorpresa del capítulo. Harold le dice a John que sí, que Bruce, el contable tiene que saber la verdad sobre Elias. Así que se lo llevan a su piso franco y, ¡oh sorpresa! ¡Que Elias está vivo! Esto sí que no me lo esperaba, de verdad. Elias le dice que hay un nuevo jugador y que no pueden con él, y que si está vivo ha sido gracias a Fusco primero y a Harold y John después. Un tremendo golpe de efecto que vuelve a poner sobre la mesa a otro de los personajes más queridos, pese a sus inicios delictivos. Bueno, inicios y finales, pero da igual, queremos a Elias y ya está. Este le dice a Bruce que vuelva a las sombras, que no pueden hacer nada contra este nuevo jugador, pero Bruce dice que no está dispuesto a perder todo lo que han conseguido. Cuidado, Bruce, que no conoces a Samaritan.

Y a vosotros qué os ha parecido este giro inesperado, ¿golpe de efecto para bien o para mal? Yo encantado de volver a verle, ¡contadme vosotros en los comentarios!


La Frase

Harold: Me temo que estamos luchando en una guerra que no podemos ganar.

La Imagen

¡Es Elias! ¡Ha vuelto! ¡En forma de chapas! Digo, no, no, que está vivo vamos, ¡menuda sorpresa!

elias-vuelve-a-person-of-interest