Capítulo 10. Capítulo 100. Décimo de la quinta temporada, 100 de toda la serie. Lo normal en este caso es encontrarnos con un capítulo especial, emotivo, emocionante, inesperado, vamos, que tiene que destacar de alguna manera. Y teniendo en cuenta que es la última temporada qué menos. Y como no podía ser de otra manera, no nos hfa defraudado. ¿Lo comentamos?

Si no has visto aún el episodio 5×10 de Person of Interest no tienes perdón de Dios. Tira a verlo y luego sigue leyendo los spoilers que hay a partir de aquí.

Harold empieza hablando con La Máquina en un café. Sí, como si fuera una cita. Se sienta en una terracita y empieza a hablarle a una cámara. Una conversación muy profunda en la que parece que queda claro que quiere hacerle algo, es como una despedida. Entonces pasa algo raro. La camarera le trae lo que ha pedido y le dice que hacía mucho que no venía. Harold, extrañado, le dice que no había ido nunca a lo que ella le responde que lo siente por la confusión, le resultaba conocido y hasta el pedido le pareció similar. Harold coge una caja de cerillas y se va corriendo.

root-en-person-of-interest

Cuando llega al metro tiene una charla con Root. Sabe que va a quitarle el acceso abierto a la Máquina. Dice que la Máquina lo entiende pero es ella la que no quiere entenderlo. ¡Es su hija! ¿Cómo es que no le ha dado ni una voz para que se exprese? Finch le dice que eso es cosa de ella, y le deja abierto el sistema para que elija una voz. En ese momento suena un teléfono cerca de donde están John y Fusco. Un nuevo número. Un nuevo caso. Una nueva víctima. Harold Finch.

Rápidamente el equipo se pone en marcha para proteger al creador de la Máquina, pero los agentes de Samaritan son muchos y tienen demasiados recursos. Da igual dónde vayan, siempre les encuentran. Así que deciden ir a atacar a la fuente de donde vienen todos, una empresa desconocida, y mientras tanto dejan a Elias cuidando de Harold. Y a todo esto, ¿cómo han encontrado a Harold? Sí que había ido antes a ese café, es donde tuvo su primera cita con Grace, y Samaritan ha estado investigando toda la vida de todos para encontrarles.

En esa empresa les tienden una trampa pero una vez más consiguen escapar, aunque les persiguen ciento y la madre de agentes. Entre John, Fusco, Root Y Shaw van acabando con los agentes. Mientras tanto Samaritan ha encontrado el escondite de Elias y aunque parece que van a lograr escapar, acaban capturando a Finch y sí, esta vez de forma definitiva, acaban matando a Elias. Ahora no parece que pueda haber más milagros. Pero lo peor aún no ha llegado.

lo-peor-aun-esta-por-llegar

No matan a Harold sino que lo llevan a un encuentro con Greer, quien le dice que acabará colaborando con ellos por iniciativa propia. ¿Qué es lo que tramará? Le van a trasladar al cuartel de Samaritan pero el equipo llega antes. Root y Shaw se enfrentan a los secuestradores y van tan sobradas que hasta Root decide ponerse a flirtear con Shaw. Los sicarios de Samaritan sacan la artillería pesada y Shaw le dice a Root que se lleve a Harold. En su huída, les intenta detener el número del pinta casas al que no hicieron caso al principio y que les lleva fastidiando ya varios capítulos. Intenta matarle pero Root se da cuenta y lo evita, recibiendo ella la bala. La policía les detiene y llevan a Harold a comisaría y a Root al hospital, no sin que antes esta le diga que aunque no quería, ha armado la máquina, pero que sólo se activará si él quiere.

En el cuartel la cosa se pone más interesante si cabe. Al tomarle las huellas a Harold descubren que ha estado involucrado en una multitud de casos de asesinato y además está acusado de traición. En seguida llegan las altas esferas a intentar hacerse con él, pero son muchos los que quieren quedarse con un botín tan preciado y tienen que negociarlo. Mientras discuten quién se lleva a Harold, suena un teléfono cercano. La voz de Root al otro lado pero no es ella, es La Máquina, que ya ha escogido una voz. En ese momento nos enteramos gracias a Fusco que Root no lo ha conseguido. Y mientras aún intentamos asimilar lo que acaba de pasar, Harold ha decidido pasar a la ofensiva. ¿Puedes sacarme de aquí? Le pregunta a la Máquina. Y lo siguiente que vemos es a John y Shaw enterarse de que se ha producido una fuga de todos los presos donde se encontraba Harold. El enfrentamiento final empieza ahora.

Dos muertes, Elias y Root, dos personajes queridos (Root mucho más, por supuesto) que nos hacen preocuparnos por el futuro del equipo en estos 3 capítulos que quedan. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Tendrán que sacrificarse todos para poder acabar con Samaritan?


La Frase

La Máquina: ¿Puedes escucharme?

La Imagen

Root ha muerto. ¡Larga vida a Root! El futuro del equipo cada vez pinta más negro.

root-ha-muerto