Review Juego de Tronos S07E03 – The Queen’s Justice

8 Bueno
Valoración de los usuarios:
8 ( 2 Votes )

¡Qué rápido pasan las semanas cuando esperamos a un nuevo capítulo de Juego de Tronos! ¿O eres de los que se te hace eterna? En nuestro caso, estábamos deseando que llegara el episodio de esta semana, The Queen’s Justice, porque la promo que nos avanzaba lo que iba a pasar, el esperadísimo encuentro entre Daenerys y Jon se iba a producir. Un encuentro en el que han saltado chispas, y nosotros te lo vamos a contar con todo lujo de detalles. ¡Al lio!

REVIEW JUEGO DE TRONOS S07E03 – THE QUEEN’S JUSTICE – AVISO CONTIENE SPOILERS

De nuevo, como ya va siendo habitual a lo largo de esta temporada, nos vamos a mover a lo largo y ancho de todo poniente. El título del capítulo, The Queen’s Justice, nos habla de las que van a ser las grandes protagonistas del episodio, las mujeres, las reinas que se encuentran en Poniente y su enfrentamiento con la justicia de cada una de ellas.

Comenzamos con Cersei, la actual Reina de todo Poniente, que recibe su tan ansiado premio, de manos de Euron. Éste le prometió un regalo, y vaya si lo consiguió. A parte de masacrar a los Greyjoy desertores, en ese espectacular final del primer episodio de la séptima temporada, ha conseguido capturar a Ellaria y una de sus hijas, y a Yara, la hermana de Theon. Tras un paseo triunfal por las calles de Desembarco del Rey (que recuerda y mucho al paseo de la verguenza de Cersei temporadas atrás), le presenta sus trofeos de caza a la reina, que rezuma odio, rabia y venganza por los cuatro costados nada más verlas.

euron-le-sirve-su-venganza-a-cersei

Euron, que ya se veía yaciendo con Cersei (espectacular el vacile con Jaime) tiene que seguir ganándose ese favor, en palabras de la reina “hasta que se gane la guerra”. Volviendo a esa premisa que comentaba al principio, la justicia con las reinas, la encontramos en el destino que Cersei tiene preparado para Ellaria, en venganza por la muerte de Myrcella. Su muerte, la misma, envenenada con un beso, pero la tortura para su madre será aún mayor. La verá morir en una mazmorra, delante de sus ojos, durante el resto de sus días. Terrible, pero justicia de la reina. Como dicen que la venganza se sirve bien fría, a la reina le apetecía algo caliente, y nos ofrece la ración de cada temporada en clave de incesto.

En Rocadragón, vivimos ese esperado cara a cara entre Jon y Dany. La llegada al puerto de los visitantes del norte nos transporta de nuevo al primer episodio de la serie, ese encuentro entre renegados por su familia, entre Jon y Tyrion, una relación de encuentros esporádicos en puntos clave de Poniente, que nos arranca más de una sonrisa.

Ese momentazo en el que el Rey del Norte entra en la habitación del trono y contempla a la Targaryen majestuosamente sentada en el trono de roca, quedará grabado en la memoria de los fans (de hecho ilustra esta misma review). Y comienzan las hostilidades. Como si de un combate de boxeo se tratara, nuestros Mayweather y McGregor particulares intercambian golpes, sobre la legitimidad de uno y otro, sobre el rendir pleitesía, sobre los errores y aciertos de sus antepasados y sobre si el ejército de los muertos es real. Una conversación más que interesante, con dos apoyos, sus consejeros Tyrion y Davos, poniendo paz en aras de un acuerdo común.

jon-y-daenerys-llega-a-un-acuerdo

De hecho, es Tyrion, la mano de la Reina el que consigue convencer a ambas partes para que lleguen a un acuerdo. No podía ser de otra manera. Al final el Norte podrá disponer del Vidriagón que necesite, y la madre de dragones contará con un poderoso aliado. Por otra parte, esta visita a la isla de los dragones, nos deja las hostilidades entre Varys y Melissandre, y la sensación de que hay un traidor en la corte. Porque sabemos que los Lannister son muy listos en la guerra, pero se están anticipando a todos los movimientos de Daenerys.

Comenzaron por Dorne y los Greyjoy, y en este capítulo, acaban con la invasión de Roca Casterly por parte de los Inmaculados, simplemente dejando una mínima defensa. Jugada maestra. El ejército de verdad se ha ido a Altojardín, a masacrar sin compasión a los Tyrell, dejándonos la despedida a lo grande, como no podía ser de otra manera, de Olenna, otra reina que recibe su dosis de justicia. No sin antes dejarle un par de recaditos a Jaime, sobre su papel en la muerte de Joffrey y un valioso consejo, Cersei será su fin. La despedida de este personaje me duele especialmente, porque disfrutaba con cada uno de sus minutos en pantalla. Realmente Olenna ha sido un personaje memorable e irrepetible, que nos deja un montón de frases y diálogos para el recuerdo.

despedimos-a-lady-olenna

Por el camino, nos encontramos también el rescate de Theon, a mano de sus propios hombres, los cuales ya le han avisado de que el poco respeto que le tenían se ha perdido por no tratar de salvar a su hermana. Lo decía la semana pasada, creo que le va a tocar sufrir mucho al bueno de Theon, pero quizá tenga un papel más importante en la batalla final de lo que nos podemos pensar.

En la ciudadela, esta semana no hemos tenido escena desagradable, y si una más amable. Jorah “friendzone” Mormont se ha curado de su psoriagris, gracias a Sam, y ha decidido volver al lado de su reina. Con esto, casi que podemos dar por concluída la aportación de Sam esta temporada, ya ha avisado a Jon del Vidriagón, y ha curado a un personaje relativamente importante. No creo que pueda aportar mucho más.

jorah-mormont-esta-curado

Y me gustaría terminar con el regreso de Bran Stark a Invernalia, tras cruzar el muro en el episodio anterior. Lo vemos realmente muy cambiado (no sólo por el aspecto físico, que el actor ya ha pegado el estirón) sino en su comportamiento con su hermana Sansa cuando se reencuentra con ella. La Guardiana del Norte en estos momentos, si que demuestra su alegría, saltando incluso encima del carro en el que viene a abrazarlo. La gran diferencia la vemos en esa conversación en el bosque, entre ambos en solitario. Sansa le recuerda que ahora el es el legítimo heredero del puesto en Invernalia, algo que él ya rechaza como Cuervo de Tres Ojos. Precisamente por serlo, revela a su hermana que conoce todo lo que pasó en su noche de bodas con Ramsay Bolton, algo de lo que ella prefiere renegar y abandonar la conversación. Una casi reina, que ya tuvo su justicia en la venganza con Ramsay. Que Bran va a ser muy importante ya lo sabemos, y creo que el punto de inflexión estará en su reencuentro con Jon, cuando le revele la verdad de sus orígenes.

Como concluisón,  creo que todos esperábamos mucho más del encuentro del Hielo y el Fuego (obrado por Melissandre, como ella misma asegura), pero recordemos que todavía siguen juntos y la proximidad de las dos guerras, contra los vivos y contra los muertos, puede (y debe) volverlos inseparables.

Valar Morghulis

BOLA EXTRA: Como siempre os dejamos el avance del próximo episodio, Spoils of War (Botín de Guerra).

BOLA EXTRA 2: Y de regalo, las reacciones del Bar Burlington en Chicago, todo un clásico.

Déjanos tu comentario