Una cosa que me está gustando esta temporada es que en los tres capítulos que llevamos se están centrando en la historia al 100%, no hay tiempo de casos de la semana. O sí, pero bien integrados con la historia principal, nada de dejarnos detallitos al final del capítulo. Eso es lo que ha pasado esta semana, cuyo principio me hacía temer un caso de la semana en el que poco o nada se hablara del tema importante y no ha sido así, ya que uno va ligado al otro.

Venga, spoilers a partir de aquí, que tengo ya ganas de hablar de

miles-mcgrath

Un atraco a un lugar custodiado por guardas de la mano de unos submarinistas que evidencian rápidamente que están bien entrenados. Exacto, esta fue la escena que hizo que mis miedos aparecieran, pero nada más lejos de la realidad. Estos hombres resulta que han sido contratados por Miles McGrath, un millonario que cansado de la red social que le hizo millonario, se dedica a financiar a ladrones cuyos golpes le parezcan interesantes a cambio de una parte del botín. ¿Y qué tiene que ver este buen hombre con nuestra historia? Pues que ha sido contratado ni más ni menos por Alexander Kirk, y Reddington lo sabe, claro. Así que si consigue llegar a Miles, tendrá una buena oportunidad de llegar a Kirk.

Sin embargo no tiene intención de pedir ayuda, esta vez quiere ser él el responsable de rescatar a Agnes, no sé si por despecho, si por preocupación por Liz o qué, pero le dice que ella quietecita que no piensa decirle nada de lo que sabe, más allá de hablarle de Miles un poco, lo justo para que Liz encuentre información junto con sus excompis. Excompis que siguen mosqueados (sí, sí, Samar sigue mosqueadísima) pero que aún así no dudan en echarle una mano siempre que pueden, como hace Ressler al dejar a Liz y Tom que olisquéen sobre unos pocos papeles que tienen sobre Kirk.

samar-sigue-mosqueadisima

Desgraciadamente no son suficientes, así que Tom y Liz se van a ver a los superiores de Elizabeth y gracias a sus dotes teatrales y su buen hacer consiguen hacerse con todos los informes y con un bonus, el diario de la madre de Liz. Sí claro, qué oportuno todo, ¿verdad? Y ahí nadie se ha dado cuenta de que falta el diario. Pero bueno, es lo que tienen las series. A lo mejor cuando ya no nos acordemos del libro van y lo sueltan ahí como algo super importante en la trama o vete tu a saber.

El caso es que gracias al diario descubrimos algo muy importante, y es que la madre de Elizabeth, como espía que era, había sido asignada a Red. Vamos, que no se habían conocido por casualidad o cosas así, Reddington era su trabajo igual que Liz lo fue para Tom. Y como la historia tiende a repetirse, lo de Tom y Liz no fue casualidad. Su madre se enamoró también de su objetivo. Red le pedía que dejara a Kirk, pero ella no podía hacerlo… Ay el amor, qué cosas tiene.

alexander-kirk

Pero bueno, volvamos al tema que nos ocupa, que Agnes sigue secuestrada por su abuelo. Como Red tiene contactos hasta en el infierno, resulta que conoce a uno de los tipos con los que está trabajando el millonetis, habla con él y se entera de que le falta un miembro más para el equipo, ya que han sufrido una baja inesperada (y es que Miles es muy malo y muy metódico), así que Red tiene la solución perfecta. Que Tom trabaje para él como el sustituto. Que sí, que ya sabemos que no quería pedir ayuda, pero oye, cuando se presentan oportunidades así no hay que despreciarlas.

Gracias al infiltrado nos enteramos del golpe, robar la mercancía de un tren. ¿Qué mercancía? Pues muchos contenedores de cepas de virus muy contagiosos (VIH y similares). Pero Kirk no quiere todos, tan sólo busca una cepa concreta. El motivo lo descubren poco más adelante. Alexander Kirk se muere, tiene una efermedad degenerativa rara que sólo afecta a los varones de su familia, e inoculándose un virus mortal, irónicamente, consigue retrasar la enfermedad. Claro, que acabará muriéndose de la otra pero eso es otra historia. Y ahí está Red rápido para explicarle a Liz que ese interés repentino por ella y por Agnes no es amor, sino egoísmo, ya que espera que analizando el ADN de su familia pueda encontrar una cura para esa enfermedad.

buscan-una-cura-para-su-enfermedad

El caso es que Agnes sigue perdida y el equipo, más o menos, vuelve a estar funcionando detrás de los miembros de la lista, aunque sea por motivos distintos a los que hemos tenido hasta ahora. Pero cuidado, que el capítulo nos ha deparado otra sorpresa, o no tanto, que ya lo augurábamos en la review pasada. Mr Kaplan (¡que es una mujer, por Dios!) está viva, moribunda pero viva. Y aunque estaba en un terreno inexplorado, alguien con su perrete se la ha encontrado. Pero no hemos visto la cara da ese alguien y tampoco parecía muy sorprendido, así que aquí nos queda una intriga más. ¿Quién será ese misterioso hombre? Seguro que nos lo desvelan antes de lo que pensamos.


La Frase

Aram: No te odio, Liz. Pero odio lo que hiciste.

La Imagen

¡Mr Kaplan está viva! Era evidente pero emociona igual, que se le había cogido cariño a la mujer.

mr-kaplan-esta-viva