The Strain s04e02: La tarifa de sangre

7 Decente
Valoración de los usuarios:
7 ( 2 Votes )

Una nueva semana nos trae otro episodio más de esta última temporada de The Strain. Para hacer un breve resumen, ha mejorado con respecto a la semana anterior, pero como ya dije en la anterior review era fácil que así sea pues ese retorno había sido decepcionante.

El capítulo inicia mostrándonos como La Alianza está intentando convencer a la humanidad de que son la mejor solución a todos los problemas que tenían antes. Y a cambio, solo piden nuestra sangre. La verdad que es difícil de creer que convenzan a alguien con ese discurso pero como siempre hay gente para todo, más adelante en esta review veremos a colaboradores mucho más implicados que un simple obrero de barritas energéticas. También nos muestran como La Alianza ha creado un un sistema de recolección de sangre muy grande.

Nos reencontramos con Gus, que ahora con pelo, le pide a su primo que lo ayude a entrar a la fábrica donde trabaja y por más que trate de usar un tecnicismo, lo que quiere es robar. Por eso, junto con otro antiguo conocido, el “comerciante” que vendía el Lumen en la temporada pasada, se encaminan a entrar al lugar. Todo se complica cuando un guardia los ve y tras no poder convencerlo de que no diga nada, le disparan y comienzan a perseguirlo. Las alarmas suenan y tiene que llevarse al primo de Gus en la huida que tras un pequeño enfrentamiento pasa a formar parte de la banda, al menos temporalmente. No parece de estar muy conforme con este cambio de vida que le obligaron a tomar y no creo que permanezca demasiado en la banda o vivo, que es casi lo mismo.

El otro protagonista de este capítulo es Eph, que sigue con los rebeldes que se había encontrado en el capítulo pasado. Los strigoi capturan a uno de ellos y tienen que irse del lugar en donde estaban y Eph les muestra un lugar grande donde se pueden quedar. Tras una breve charla le ofrecen prácticamente que sea el líder de ellos y a él se le ocurre algo que a mí ya se me había ocurrido el capítulo pasado, envenenar los camiones de sangre. Estas escenas de Eph son las que menos me han gustado en ambos episodios, era sumamente obvio que iba a terminar con los rebeldes, no era necesario estirarlo tanto.

Ahora que hemos terminado con las escenas de relleno del capítulo vamos a centrarnos en la verdadera protagonista de este capítulo: Dutch. Ella se encuentra en un centro donde buscan que mujeres con determinado tipo de sangre queden embarazadas. Todavía no sabemos porque pero a los strigoi les interesa ese tipo sobre los otros. Esto me ha resultado muy a lo The Handmaid´s Tale (que si no han visto háganlo urgentemente) pero seguramente sea solo casualidad.

Obviamente ella no está nada contenta con esa situación, más teniendo en cuenta el episodio donde Eichhorst la intenta someter. En un extenso flashback nos muestran por ejemplo como junto con Setrakian se encuentran con Gus y su pandilla y este les dice que ha abandonado la lucha contra los strigoi y que ahora se dedica a los negocios.

Después de ese encuentro vuelven al edificio donde están viviendo y lo encuentran lleno de strigoi y en llamas. Dutch entra a por el Lumen y tras una huida por las azoteas se ve obligada a esconderlo para poder huir más fácilmente pero tras eso es capturada junto a Setrakian. Al llegar a un centro de detención, se da una situación que lamentablemente no fue más explorada, Setrakian se da cuenta que eso se parece muchísimo a un campo de concentración donde los nazis metían a los judíos. Dutch y Setrakian son separados por los guardias y ella es llevada junto con otras mujeres al centro donde las encontramos por primera vez en este capítulo.

review-the-strain-s04e02

 

Dutch tiene un plan para escapar: convencer a un guardia que la esconda en una caja de suministros. Tiene todos los elementos para fracasar, un cómplice no muy convencido  y actuando más por miedo que por convicción. Antes de que todo se vaya al corno, a Dutch le ofrecen un trabajo de colaboradora con La Alianza que obviamente rechaza. Esta persona que le ofrece el trabajo y encabeza la instalación donde esta confinada se llama Sanjay Desai y es el mismo que protagoniza varios videos de La Alianza. Es altamente probable que en los próximos episodios tenga un papel más que destacado.

No mucho más sucede en este capítulo que como dije al principio es mejor que el anterior pero sigue en el debe de lo nos tiene acostumbrados The Strain. Le falta emoción, acción y sobre todo le falta Setrakian que tras dos episodios apenas ha aparecido.

Les dejo la promo del próximo episodio:

Déjanos tu comentario