Ha vuelto The Strain y no les voy a mentir, ha sido magro el comienzo. La verdad que tiene muy poca emoción no solo para ser el inicio de la última temporada sino que si fuera una temporada más seguiría siendo escaso y soso.

Después de la explosión causada por Zack (me referiré a él más adelante con detalle) por lo menos los Estados Unidos están bajo los efectos de una nube nuclear que impide que los rayos ultravioletas lleguen a la superficie por lo que los strigoi pueden caminar a plena luz del día y dominan todo en consecuencia. Los humanos están obligados a donar su sangre para poder obtener los elementos más básicos para subsistir.

strain-s04-e01

En esta situación post apocalíptica nos encontramos con que nuestros protagonistas están separados, pero espero que la reunión sea pronto porque eso solo puede significar el ataque final contra el Master.

Primero nos encontramos con un Eph Goodweather completamente apático. Dedica su vida a sobrevivir y no mucho más. Utiliza su experiencia como médico para conseguir alcohol por lo que podemos inferir que es un alcohólico en suspenso. Y la verdad que en resto del capítulo no hace mucho más hasta que es detenido y “salvado” por una explosión causado por una pareja de rebeldes bastante malos, ni siquiera sabían que podían ir humanos en el ómnibus. Al final uno de los rebeldes es herido y Eph se queda a cuidarlo.

Supongo que está atravesando un proceso depresivo causado por el inútil del hijo, no debe ser muy sencillo de procesar que tu hijo condenó a la humanidad por su estupidez. Como se habrán dado cuenta, no soy para nada fan de Zack, me parece un personaje sumamente detestable.

Así como Joffrey Baratheon era prácticamente la encarnación del mal, Zack Goodweather es la encarnación de la estupidez. Desde la segunda temporada (coincidiendo con el cambio de actor casualmente o no) Zack ha hecho o causado puras desgracias. Como si ser el responsable de la muerte de Nora Martínez fuera poco también es el responsable de detonar una bomba atómica y condenar a la humanidad a ser esclavos de los strigoi.

En este capítulo lo único que hace es dejarse manipular por el Master, que ahora está en el cuerpo de Eldritch Palmer (situación que sigue siendo desagradable para Eichorst), mata un tigre con un rifle automático, le mandan una señorita para tenerlo contento y se alimenta del blanco sin darse cuenta que está siendo cultivado como próximo recipiente. Como personaje adolescente es todo lo que está mal. No crean que soy cruel, crueles son los escritores por haber construido el personaje así.

review-the-strain-s04e01

En otro lado de los EEUU encontramos a Fet  y Quinlan junto a un grupo de personas que prácticamente no aparecen. Fet y Quinlan están buscando algún misil nuclear secreto que haya resistido a la búsqueda de los strigoi. Después de una escaramuza con unos sobrevivientes un poco bastante rednecks, Fet y su nueva pareja son secuestrados por un grupo de mujeres que lo van a utilizar para trabajos pesados.

Justo, justo con él también está secuestrado un soldado que está apostado en un silo nuclear. Honestamente, eso es demasiada casualidad y me hubiera gustado algo más sólido para justificar ese encuentro. Toda esa situación se soluciona con una intervención de Quinlan que en segundos derrota a las secuestradoras y se gana el episodio por la frase sobre Fet y su capacidad de salir de las peores situaciones ganando algo siempre de ellas.

Es notoria la falta de Setrakian y de Dutch en el capítulo. Ambos han tenido de los mejores momentos la temporada pasada, además de que el viejo cazador de vampiros tiene las mejores frases.

Así, sin pena ni gloria termina este episodio y como dije más arriba no ha estado bueno. Con realmente poca emoción. Espero que mejore y mucho en los sucesivos capítulos. Es la última temporada y los espectadores nos merecemos que cada minuto de los 9 episodios restantes esté cargado de acción y emoción.

Te dejo con el avance del segundo episodio.

https://www.youtube.com/watch?v=RRMrhw3G5Nc